Acerca de CIE

Para apoyar la replicación concreta de las intervenciones catalogadas en este sitio, CIE enumera los pasos para la implementación y ofrece, entre otras cosas, recursos tales como consejos para la replicación, instrucciones simples, un calculador de costos y asistencia técnica.

Además, el CIE está respaldando tres proyectos piloto de intervención en Howard Brown Health para evaluar la replicación y la adaptación para su implementación:

  1. Intervención del equipo de atención bilingüe/bicultural
  2. Intervención basada en el monitoreo realizado en clínicas 
  3. Iniciativa de evaluación de telesalud

NASTAD

El CIE, dirigido por el Equipo de Equidad en Salud de NASTAD, se desarrolla a partir del consistente cumplimiento del objetivo de NASTAD en marcar una diferencia, que sea mensurable, en el logro de la equidad en la atención de la salud. NASTAD es una asociación líder, no partidaria y sin fines de lucro, que representa a los funcionarios de salud pública que administran los programas contra el VIH y la hepatitis en los EE.UU. La única misión de NASTAD es acabar con las epidemias interseccionales del VIH, la hepatitis viral y las afecciones relacionadas.

¿Cómo define CIE los enfoques e intervenciones basados en la evidencia?

Los enfoques e intervenciones basados en la evidencia son herramientas, estrategias o modelos que han sido demostrados como un medio efectivo para proporcionar mejoras estadísticamente significativas en la atención y el tratamiento del VIH para las personas que viven con este virus.

¿Cómo ha identificado CIE los enfoques e intervenciones basados en la evidencia en este sitio?

En colaboración con el Centro de Metodología de la Implementación de la Prevención de la Universidad Northwestern y con expertos en la materia de evidencia y divulgación, el CIE identificó y catalogó los enfoques e intervenciones basados en la evidencia a través de:

  1. Revisión bibliográfica sistemática en busca de estudios que demuestren la eficacia de una intervención, que incluyan un enfoque claramente definido, que den prioridad a los componentes de conexión o vinculación, retención o reinvolucramiento y que incluyan resultados estadísticamente significativos;
  2. Entrevistas a informantes clave con encuestados que respondieron a Requerimientos de Información (RFI, por sus siglas en inglés) que presentaron intervenciones innovadoras para cuestiones que aún no han sido publicadas en la literatura científica;
  3. Evaluación de registros, inventarios, resúmenes y carteles de conferencias relacionadas con el VIH para descubrir intervenciones;
  4. Desarrollo y aplicación de una rúbrica para medir la solidez de las pruebas de cada intervención;
  5. Desarrollo y aplicación de una rúbrica de puntuación de impacto para medir la
    viabilidad, la aceptabilidad, la adecuación, la pertinencia, el alcance, la sostenibilidad y la transferibilidad de cada intervención; y
  6. Selección de las intervenciones situadas por encima del percentil 50, aquellas de la más alta prioridad, basándose en la solidez de las pruebas y la fuerza del impacto.

¿Cómo se aplicaron los pasos 5 y 6 del proceso de identificación implementado?

El CIE convocó a un Panel de Expertos en Evidencia y Divulgación (EDEP, por sus siglas en inglés) formado por expertos en atención de salud de VIH de todo Estados Unidos. El CIE presentó las intervenciones que se encontraban por encima del percentil 50 con respecto a la solidez de la evidencia a los miembros del EDEP, quienes utilizaron la rúbrica de puntuación del impacto desarrollada por CIE para medir la viabilidad, la aceptabilidad, la idoneidad, la relevancia, el alcance, la sostenibilidad y la transferibilidad de cada intervención.

Los miembros del EDEP seleccionaron las intervenciones de alta prioridad que se situaron en el percentil 50 en función de la solidez de las pruebas y la fuerza del impacto.

es_ESES